Miedos propios del embarazo

miedo embarazoLa decisión de quedar embarazada es un momento único, incluso cuando no lo hemos programado, siempre es una agradable sorpresa. Pero en ocasiones la idea de traer un hijo al mundo nos llena de temores y se presenta como una responsabilidad que puede costarnos algunas concesiones.

En tales casos el nervisosismo se presenta como algo temporal y la sola idea de reconocernos en nuestro hijo alcanza para hacer frente a cualquier obstaculo o demanda que debamos resolver.

De lo que si debemos tener conciencia y prestar atención especial es a los recaudos que nos solicita el médico especialista que no dejemos de lado, por ejemplo en caso de tener que tomar vitaminas o hierro o realizar reposo. estas concesiones no pueden ser negociadas, por el bienestar propio y el del bebé.

Pero los miedos que responden a inquietudes tales como: ¿seré una buena madre?, ¿sabré cuidarlo o detectar lo que necesita?, ¿podré brindarle todo lo que me pida? son preguntas que responderemos de a una y paso a paso, en la convivencia diaria.

Debemos tener paciencia y cariño como principales recursos, y en base a esto, todos los demás problemas que se presenten los resolveremos de la mejor manera teniendo en cuenta la ayuda profesional y la seguridad del amor.

Embarazo en caso de fibromialgia

La fibromialgia es un enfermedad cada vez más extendida incluso con incidencia en mujeres con edad de concebir. Es por eso que hay mujeres que tienen miedo de quedar embarazadas con fibromialgia.

Esta es una situación delicada y hay que consultar con el médico y varios especialistas para tener clara la decisión de quedar embarazada.

Sabemos que el tratamiento de la fibromialgia con éxito no sólo se reduce al tratamiento médico. Por eso animamos a armar el mejor equipo de terapeutas y médicos que se especializan en varios campos.

¿Por qué? Porque colectivamente se le puede ofrecer una mejor defensa contra la fibromialgia y la ayuda en su embarazo.

Hablamos de soporte Físico, ayuda emocional, apoyo Psicológico o en este caso de fibromialgia.

Al no centrarse en un solo tipo de tratamiento, luego de tomar las riendas de su dolor y de elegir su propio camino de curación de manera que se tienen en cuenta otros componentes del mismo igualmente importantes de su salud y en definitiva su embarazo y su vida como madre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *