Medicación

medicina-fertilidad

Avances y efectos a largo plazo de los medicamentos de fertilidad

Los medicamentos para la fertilidad, o gonadotropinas, son sustancias potentes. Cualquier persona que las use, aunque sea durante un solo ciclo, puede dar fe de los efectos físicos y emocionales de tener las hormonas un nivel muy por encima de lo que dicta la naturaleza. ¿Esas personas sufrirán efectos a largo plazo? Nadie lo sabe con seguridad.

Efectos sobre el bebé. Nadie sabe con certeza si los medicamentos de fertilidad tendrán efectos a largo plazo sobre los bebés concebidos gracias a ellos, pues los niños nacidos mediante procedimientos como la FIV no tienen aún edad suficiente para juzgar este aspecto. La mayor de todos, Louise Brown, la bebé-probeta, tiene una treintena de años. Técnicas como la ICSI (inyección intracitoplasmática de espermatozoides) y el hatching asistido son aún recientes y se han usado a gran escala sólo a partir de la década de 1990.

Clasificación de los medicamentos

Gonadotropinas

Estos medicamentos son el pilar de los tratamientos de fertilidad. Las gonadotropinas (cuyo nombre se deriva de gónada, que quiere decir órgano reproductor, y tropina, que es una hormona) estimulan el crecimiento de un folículo. Pueden ser recombinantes, lo cual significa que fueron sintetizadas en laboratorio, o fabricadas a partir de proteínas humanas. Además, pueden ser hormona folículo-estimulante (FSH) casi pura, o una mezcla a partes iguales de ésta y de hormona luteinizante (LH). Los efectos secundarios de las gonadotropinas incluyen hinchazón por retención de líquido, dolor de cabeza y cambios de ánimo.

Gonadotroffinas recombinantes

Los fármacos recombinantes se sintetizan completamente en laboratorio. No contienen proteínas humanas, así que se consideran casi 100 % puros. Estas sustancias son folículo estimulantes, ya que contienen FSH casi pura, de manera que hacen crecer varios folículos en lugar de uno solo para un ciclo de estimulación o uno de FIV. Como son puras y es poco probable que produzca reacción alérgica, pueden inyectarse en forma subcutánea con una aguja muy pequeña.

Gonadotropinas fabricadas a partir de proteínas humanas

Se obtienen a partir de la orina purificada de mujeres menopáusicas y contienen FSH y LH en partes casi iguales.

Agonistas de GnRH

Son medicamentos que inhiben la producción de hormonas como la LH y la FSH. Inicialmente producen una estimulación de los ovarios y luego de unos días comienzan a inhibirlos. Esto hace que su ciclo menstrual normal se anule y que, así, no se madure un solo óvulo, sino muchos. Si se toman durante más de dos o tres semanas pueden provocar sofocos, dolor de cabeza y dolor de huesos.

Antagonistas de GnRH

Esta nueva categoría de medicamentos, denominada antagonistas de GnRH, fue diseñada para impedir que las mujeres liberaran los óvulos demasiado pronto durante un ciclo de FIV, y no tiene los efectos inhibidores de los agonistas de GnRH.

GCh – Gonadotropina coriónica humana)

Administrada de forma intramuscular o subcutánea, produce una ovulación artificial a las 36 horas de ser administrada.

Progesterona

Se administra para evitar el riesgo que existe de que la producción endógena de progesterona sea insuficiente.

Citrato de clomifeno

Estimula los ovarios y aumenta la liberación de FSH. Los efectos secundarios incluyen sofocos, hinchazón por retención de líquido, dolor de cabeza y visión borrosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *