Fecundación In Vivo

¿El principio del fin de la fecundación ‘in vitro’?

ovulo_fecundadoHace unos años los llamados “niños probeta”, concebidos mediante fecundación in vitro, (FIV o IVF por sus siglas en inglés) en el laboratorio, van a dejar paso a un método que puede ofrecer embriones más sanos y desarrollados en un medio más natural… y además a unos costes mucho menores.

La FIV es el principal tratamiento para la infertilidad cuando otros métodos de reproducción asistida no han tenido éxito.

Se trata de una prótesis de silicona, diseñada por la empresa suiza Anecova en la que se implantarían los óvulos. De 5 mm de tamaño y microperforada con varios cientos de orificios que posibilitan que una vez insertada en el útero se desarrollen en las mismas condiciones de luz, temperatura y que se alimenten de la misma forma. Actúa así como una incubadora natural y a los pocos días se recupera la cápsula para hacer la selección de los embriones más sanos, permitiendo incluso el estudio de posibles anomalías cromosomáticas en alguno de ellos.Médicos del Instituto valenciano de la Infertilidad (IVI) están realizando pruebas exitosas con esta nueva estrategia de fecundación “in vivo” gracias a un nuevo elemento.

El ensayo piloto ha sido muy satisfactorio así que, una vez obtenidas las autorizaciones para el dispositivo, va a comenzar una nueva fase con más pacientes en los tres centros españoles del IVI y en varios países europeos para que, en un futuro próximo, este método se utilice con plenas garantías en los centros sanitarios de fertilidad. El campo abierto con estos ensayos es muy esperanzador ya que incluso podrían insertarse en el dispositivo los espermatozoides y óvulos para que la fecundación se produjera también en el mismo útero y de forma natural.

Las ventajas de la llamada fecundación “in vivo” respecto a las fórmulas de fecundación artificial utilizadas hasta ahora son claras y evidentes. Frente a las técnicas de cultivo de embriones en el laboratorio se propone que se desarrollen dentro del útero materno. De esta forma, además de reducir los altos costes de los tratamientos actuales, los haría más seguros.

Así, mientras que en los tratamientos tradicionales de reproducción asistida, la fecundación se desarrolla en el laboratorio y no se transfieren de forma inmediata al útero (ya que se mantienen de dos a cinco días en incubadora) y se implantan, con este nuevo desarrollo “in vivo” se evita el crecimiento embrionario en un medio artifical ya que se introducen en el útero los óvulos inmediatamente de ser fecundados.

La fecundación «in vivo» reduce un 20% las anomalías cromosómicas del embrión. Las alteraciones cromosómicas detectadas en el 30 por ciento de los embriones que se producen «in vitro» podrían reducirse en un 20 por ciento al sustituir la fecundación en el laboratorio por la fecundación «in vivo», gracias a un «mini-útero» de silicona donde se cultivan los embriones.

Fecundación in vitro (FIV)

La fecundación in vitro (FIV) es un término genérico que comprende varios métodos médicos que se utilizaran para superar algunos tipos de esterilidad.

Es una técnica mediante la cual se consigue que un óvulo y un espermatozoide puede encontrarse en una placa de cultivo de un laboratorio, cuando esto no se ha logrado por el mecanismo natural.

Para ello es preciso:

Disponer del semen de un hombre, recogido previamente

Poseer uno o más óvulos de una mujer fertil y saludable, que ya estado embarazada, recogidos por un procedimiento técnico en un centro sanitario adecuado

Poner en contacto el semen con el óvulo u óvulos en una placa de cultivo esperando que la fecundación in vitro se produzca

Cuando los embriones producidos por la FIV se llevan al interior del útero, estamos frente a la fecundación in vitro con transferencia de embriones (FIVTE).

Existen otras variantes como la transferencia intratubárica de gametos (GIFT), la técnica de Kraft y la del lavado uterino.

La fecundación in vitro con transferencia de embriones puede realizarse con gametos de la pareja o de donantes y la transferencia se hace en el útero de la mujer que forma parte de la pareja o en otra ajena; en el último caso, estamos frente a lo que se ha llamado maternidad subrogada o de sustitución.

La FIVTE permite varias posibilidades, según la procedencia de los gametos y de si la transferencia se realiza en el útero de la mujer o en una madre sustituta, para solucionar los problemas de esterilidad.

Posibilidades de la fecundación in vitro

Tipo de esterilidad Esperma Óvulo Utero
Madre estéril con capacidad de concebir Padre Madre Madre
Padre estéril. Madre con capacidad de concebir Donante Madre Madre
Madre estéril capaz de gestar Padre Donante Madre
Pareja estéril. Madre capaz de gestar Donante Donante Madre
Madre estéril e incapaz de gestar Padre Donante M-Sustituta
Pareja estéril, madre incapaz de gestar Donante Donante M-Sustituta
Pareja fértil y madre incapaz de gestar Padre Madre M-Sustituta
Madre fértil e incapaz de gestar. Padre estéril Donante Madre M-Sustituta

* En España el alquiler de vientres y el uso de úteros suplentes son prácticas penalizadas legalmente.

 

Espermatozoide