Cuidado con la diabetes en el embarazo

La diabetes consiste en un desequilibrio en la transformación y en la absorción de los azúcares por parte del organismo.

Existe diabetes cuando los niveles de azúcar en sangre son elevados. La causa es que el páncreas no produce suficiente insulina, o la produce mala. Gracias a la insulina secretada, las células convierten la glucosa en energía.

Cuando las células carecen de insulina o la tienen en escasa cantidad, la glucosa se va acumulando en la sangre hasta alcanzar niveles que pueden ser peligro- sos. Los principales indicadores son:

  • sed,
  • hambre,
  • aumento de las micciones,
  • agotamiento,
  • aumento de peso…

Si no lo hace, o lo hace de forma insuficiente, aparece la diabetes. Cuando aparece diabetes gestacional y no se sigue un tratamiento adecuado, las consecuencias pueden ser muy serias:

  • Riesgo de parto prematuro.
  • Retrasos en el crecimiento normal del feto,
  • Infecciones urinarias…

Las mujeres diabéticas han de tener presente que necesitan tener un excelente control
de su diabetes no sólo cuando están embarazadas sino previamente.

Es preciso por tanto planificar el embarazo lo lo que indica que si la mujer diabética
desea quedar embarazada debe hacerlo de común acuerdo con su endocrino y éste le
indicará cuando el control de su diabetes es adecuado para afrontar el embarazo con las
mayores posibilidades de éxito.

Durante la gestación el control debe ser también óptimo y concretándolo en valores de Hemoglobina Glucosilada, éstos deben ser inferiores al 7%. Así mismo, se controlarán la tensión arterial, la presencia de albúmina en la orina, etc. De este estricto control hay que hacer también partícipes a la pareja.

Otras mujeres padecen durante el embarazo la llamada diabetes gestacional ya que antes no sabían que tenían propensión a “tolerar mal los hidratos de carbono”.

El control de estos casos es más fácil durante la gestación, pero deben continuar controlándose después del parto porque un porcentaje de ellas pueden padecer posteriormente la denominada diabetes tipo II. Conociendo esta tendencia, un adecuado control del peso, evitando la obesidad y una dieta adecuada permitirán en muchas ocasiones en la menopausia, evitar la medicación con antidiabéticos orales o incluso insulina.

Causas y efectos

Pueden presentarse dos .tipos de dia- betes: la que ya existía antes del embarazo y la que aparece con la gestación.

Si antes del embarazo te habían diagnosticado diabetes, estarás bajo control í médico y deberás seguir tratamiento.

En el caso de que la causa haya sido el embarazo, es probable que desaparezca tras el parto.

Los motivos por los que aparece durante la gestación son:

  • El aumento de hormonas (lactógeno placentario, estrógenos y progesterona) que producen glucosa.

La disminución de la actividad de la propia insulina. Durante la gestación, el páncreas debe
incrementar la insulina que secreta.

Precauciones

Entre las 24 y 26 semanas de gestación se realiza el test de O’SuIlivan, con el que se detectan anomalías en el nivel de glucosa en la sangre.

Si en tu familia existen antecedentes, debes informar a tu ginecólogo ya que, en este caso, la herencia juega un papel muy importante en la aparición de la enfermedad.

Controles y dieta

Si los análisis revelan algún desequilibrio leve, debe bastar con una dieta para diabeticos tipo 2 por dia y con una estricta vigilancia del feto.

En el caso de una diabetes más grave, el tratamiento incluye:

  • Tratamiento con insulina, una escrupulosa dieta y control del feto,
  • Controles semanales de azúcar,
  • Controles mensuales de la evolución del feto mediante ecografía.

A partir de los siete meses, control semanal del latido del bebé. La mayoría de las veces el parto se desarrolla con toda normalidad.

Nada de dulces. Si padeces diabetes gestacianal deberás seguir una dieta que incluye fruta fresca, verduras, ensaladas y pescado a la plancha, reduce hidratos de carbono y elimina dulces y bollería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *